RADIESTESIA
RADIESTESIA
web
 
AHIMSA - TERAPIAS HOLISTICAS
MASAJE EXPRESS / QUICK MASSAGE
REFLEXOLOGÍA
AURICULOTERAPIA
REIKI
TERAPIA CON IMANES
FLORES DE BACH
AROMATERAPIA
CURSOS DE REIKI USUI
RADIESTESIA
MASAJES METAMORFICOS

Foto

Radiestesia

imagen
Todo absolutamente todo tiene energía y emite radiaciones. La Radiestesia es la Ciencia o el Arte de captar esas radiaciones y todas las personas con un entrenamiento son capaces de percibirlas, captarlas y utilizarlas para su provecho o el de los demás.

La Radiestesia es una herramienta extraordinaria que ayuda a conectar lo invisible y lo abstracto a lo concreto y visible. Conecta a la mente con el cuerpo, integrando un solo conjunto y un solo propósito.

Hoy en día es una herramienta imprescindible en la práctica de la geobiología, o sea, en la captación de todas aquellas influencias energéticas desvitalizantes, que procedentes del subsuelo de la corteza terrestre, afectan en mayor o menor medida, a la fisiología de las personas, animales, árboles y plantas

Los instrumentos para trabajar en Radiestesia son variados: el péndulo, las varillas, el aurameter, la horqueta, la varilla replegada, etc., son amplificadores de nuestra mente facilitándonos la percepción de las energías, pero el más importante de todos los instrumentos somos nosotros mismos.

Como disciplina, la Radiestesia tiene un amplio abanico de posibilidades en cuanto a su radio de acción.

USOS DE LA RADIESTESIA

Abarca prácticamente todos los aspectos de la vida del hombre. A grandes rasgos se puede decir que interviene tanto a nivel de la arquitectura como de la construcción de los edificios examinando los posibles lugares para la implantación de los mismos y analizando el potencial energético del área.

Investiga las radiaciones telúricas que actúan en forma negativa –tanto para el ser humano como para los animales y las plantas- estableciendo el recorrido de la Red Global Hartmann, Red Diagonal Curry, venas de agua subterránea, fallas geológicas, etc.
Estas investigaciones son realizadas para preservar la salud de los habitantes, dado que gran porcentaje de todos los males que aquejan al hombre, son producto de su permanencia en áreas energéticamente perturbadas que afectan la polaridad de las células y hacen que el tejido por ellas conformado enferme.

Una oportuna y profunda investigación radiestésica podría evitar la aparición de alteraciones en el funcionamiento orgánico como por ejemplo: trastornos nerviosos, insomnio, sensación de agotamiento físico y mental, depresión, dolores articulares y musculares, estrés, hasta llegar a los máximos compromisos de la salud como el cáncer y otros.

Es usada también en diversos tipos de búsquedas, sean éstas sobre o bajo tierra, apuntando a objetos, yacimientos, aguas, personas, etc.

En cuanto a medicina alopática u homeopática se utiliza para diagnósticos, determinación de porcentaje de afecciones, ubicación del órgano afectado, etc.

Interviene además en la determinación de porcentajes en fórmulas farmacológicas, florales o de herboristería.

Continuando con el tema de la salud es usada para la medición y diagnóstico de los chakras, determinando su estado y funcionamiento para saber su grado de bloqueo o vaciamiento energético.

Colabora eficazmente con la arqueología y también en investigaciones geológicas del entorno.

Es aplicada por el profesional en estudios de caracterología, selección de personal, diagnóstico en el estudio de personalidad y en orientación vocacional.

Si enfocamos el tema hacia la agricultura y jardinería en general, sirve de apoyo para investigar los aspectos energéticos del terreno en cuanto a las radiaciones telúricas y la elección del lugar más favorable para el desarrollo de las especies a plantar.
Así se tiene que los árboles frutales en general gustan de las zonas neutras o áreas que no están afectadas por radiaciones telúricas. Sucede igual con las begonias, dalias, geranios, gladiolos, helechos y otro tanto con los olmos, tilos, plátanos, cerezos y perales.
Gustan de las zonas afectadas por las geopatías las cinerarias, los crisantemos, ficus, fresnos, kiwi, musgos, líquenes, vid, avellanos, moreras, gomeros, hayas, fresnos, tunas.
En relación a este punto se debe tener en cuenta que dentro de las plantas que gustan de las geopatías existen dos tipos: las que absorben y transforman las energías negativas haciendo que el medio resulte beneficioso como la vid y las tunas o cactus y las que esparcen esa negatividad al medio como los gomeros, hayas y fresnos.

Es nuestra responsabilidad velar por la salud personal y de la familia y ella deberá ser tratada holísticamente, por lo que corresponderá integrar armónicamente la investigación médica o la arquitectónica-constructiva o la agrícola, etc. con la radiestésica para que juntas ayuden a la obtención del equilibrio psico-físico-emocional del hombre.